Discursos gráficos. Artistas y grupos de producción gráfica entre 1960-1990 en Fundación OSDE
Discursos gráficos. Artistas y grupos de producción gráfica entre 1960-1990 en Fundación OSDE
El artista grabador es en sí mismo un investigador incansable y apasionado; esto sucede desde tiempos lejanos y esta es la cualidad y el motor del grabado, que ha desencadenado permanentemente una multitud de posiciones y proposiciones a lo largo de su historia.
La producción gráfica masiva tuvo desde tiempos históricos grandes seguidores entre los artistas, un ejemplo fue Durero que utilizó ediciones de sus estampas para imponer su estilo en muchos países europeos.
También históricamente al grabado se le asignó un papel importante por testimoniar y documentar la actividad artística, y acompañó muchas veces la producción de pintores, dibujantes y escultores destacados.
Pero esta función específicamente “reproductiva” atribuida a este medio, lo ubicó en un lugar secundario, fuera de lo que era considerado “arte”. A partir de los años 60, esta situación empieza a modificarse y el grabado adquiere nuevamente importancia dentro de un número cada vez mayor de nuevas prácticas artísticas.
A lo largo del siglo XX, los procesos tradicionales de impresión llevaron a los artistas grabadores a relacionarse con nuevos materiales, técnicas y recursos, como así también a contar con la capacidad inusual de mostrar a través de las bienales su obra gráfica original en múltiples lugares al mismo tiempo. Joseph Beuys describió al grabado como “una especie de accesorio para la memoria y una antena que está parada en algún lugar con la que estás en contacto”.
La historia del grabado a lo largo del siglo pasado constituye un punto de inflexión y de partida para investigar el desarrollo contemporáneo de los medios impresos, que han sido vinculados a menudo con los movimientos de cambio social, debido a su reproductibilidad y el potencial para su distribución.
En la Argentina los artistas que nos antecedieron y que fueron maestros y protagonistas en las primeras décadas del siglo XX exhibieron un gran compromiso con el medio, con la obra y con la profesión.
Últimamente se han realizado investigaciones de gran importancia relacionadas con los primeros momentos del
grabado argentino del siglo XX, investigaciones profundas que han aportado y ampliado una nueva
mirada a esos años. Estos trabajos también han logrado darles visibilidad a artistas que mostraron al grabado
como una herramienta eficaz en la difusión de ideas.
La exposición Discursos Gráficos busca continuar con estas iniciativas e ir un poco más adelante, explorar los Nexos y reubicar a varios artistas que, aunque coexistieron muchas veces con estos precursores, por las características de sus obras podrían integrar un tramo posterior al que pertenecieron los grabadores de la primera parte del siglo XX, ya que se desprendieron de los emprendimientos que situaban al grabado como eje de la acción político-social. Luego se revisa en este trabajo la gravitación de una nueva generación de artistas que se constituyeron en los grupos de gráfica formados entre los años 70 y fines de los 80, artistas que no evadieron preocupaciones vigentes en ese período y que reflejaron tanto momentos de cambio social como nuevas opciones artísticas
Subir - Galería de Arte, Venta de Obras de Arte