Madí Internacional en el Centro Cultural Borges
Madí Internacional en el Centro Cultural Borges

El movimiento MADI, lanzado en Buenos Aires en 1946 por Carmelo Arden Quin e integrado por Gyulia Kosice, Rothfuss y Martín Blazco, entre otros, proclamaba la posibilidad de pintar estructuras poligonales planas, cóncavas o convexas, planos articulados, amovibles, animados por movimientos lineales, giratorios o de traslación, de esculpir sólidos con espacios vacíos y movimientos de articulación. Con la aparición de “Arturo, Revista de Artes Abstractas”, en 1944, dirigida por Carmelo Arden Quin, Rothfuss, Gyula Kosice y Edgar Bayley, se inician en Argentina no sólo las primeras manifestaciones de un arte abstracto de corte geométrico, sino también un movimiento cultural sin precedentes hasta entonces. Los artistas plásticos que la impulsan, formarán luego movimientos rivales, dentro de los alcances del arte concreto: Madí y Arte Concreto-Invención, ambos fundados en 1945.El movimiento MADI, lanzado en Buenos Aires en 1946 por Carmelo Arden Quin e integrado por Gyulia Kosice, Rothfuss y Martín Blazco, entre otros, proclamaba la posibilidad de pintar estructuras poligonales planas, cóncavas o convexas, planos articulados, amovibles, animados por movimientos lineales, giratorios o de traslación, de esculpir sólidos con espacios vacíos y movimientos de articulación.Nuevas rupturas y la marcha a París de Arden Quin será el punto de arranque del movimiento MADI en su segunda época. A partir de 1948, el movimiento se expande por distintos países, se mantienen las postulaciones e inquietudes pero los artistas internacionales aportarán al movimiento sus peculiaridades, sus experiencias, sus colores locales y la singularidad de su entorno.“MADI es un movimiento unificador de las inquietudes geométricas, a la vez que utiliza el color como elemento de comunicación plástica. Un arte no representativo, laberinto de encuentros, imaginativo, participativo, expresión razonada en la búsqueda de una profundización de la percepción. MADI es ambiciosa ruptura, regeneradora de un nuevo lenguaje, vasos comunicantes para las ideas de la abstracción geométrica, constructivista en su origen, lúdica en sus inquietudes y entusiasta por las nuevas aportaciones generacionales que se unen a este movimiento como síntesis de los logros obtenidos por la abstracción geométrica. Madí pretende ser ante todo, sinónimo de vida, grupo de artistas que buscan la solidaridad en la acción conjunta y propugnan un arte libre, creativo, elemental, alejado de modas y condiciones economicistas” (Martín Páez Burruezo). “El arte Madí se caracteriza por su originalidad morfológica y conceptual: la supresión del marco tradicional y la supremacía de la forma en el espacio absoluto.El fenómeno MADI ya no es actualmente un enigma. Es un concepto del Materialismo Dialéctico que contribuye a un nuevo concepto de las artes plásticas. Es una verdadera revolución intelectual, donde el “cuadro” estalla, la forma se libera e instala en el espacio total donde la poligonalidad múltiple se impone. La obra MADI no soporta obras proyectadas, ni colores en “degradé”, ni aspereza, ni materia. Privilegia colores lisos y la integridad de la forma, la superficie neta. Todo eso hace que el objeto se encuentre en todo su esplendor. El arte MADI es abstracto, no representativo, no figurativo, concreto, tangible, real. Por último, el termino MADI califica una obra con realidad formal, con superficies llanas, que pueden ser bi o tridimensionales, planas, vacías, relieves, escultura mural o “aérea”, “galbee”, cóncavo o convexo, móvil o fijo, planos unidos o separados, que constituyen una misma forma, situados a distancias variables, logrando así un libre albedrío a la perpetua invención”.

Inauguración: 21/9 | Cierre: 31/10Centro Cultural Borges - Viamonte esq. San Martín C1053ABK - Buenos Aires - ArgentinaTels:0054 (11) 5555-5359 email: info@ccborges.org.ar

Subir - Galería de Arte, Venta de Obras de Arte